¡Hola América Latina!
Una investigación realizada por Staffing Industry Analysts indica que de las grandes empresas que usan servicios de staffing, 12% planea expandir su fuerza de trabajo temporal hacia Sudamérica en los años por venir. Este porcentaje se compara con 10% en Europa Occidental y 13% en Asia Pacífico.

Si los compradores se están moviendo hacia la región, ¿pueden quedarse atrás las empresas de staffing? "El mensaje es claro: vale la pena invertir en América Latina", dijo Martín Padulla, MD de Staffingamericalatina, en una conferencia para empresas de staffing desarrollada en el Staffing Industry Executive Forum de este año en Orlando.

Pero no todo en la región es fútbol, bellas playas, maravillas naturales y paisajes. Hay desafíos que enfrentan los empleadores en América Latina. Ellos informan la dificultad de encontrar trabajadores con las habilidades demandadas. Las regulaciones y costumbres difieren entre los países latinoamericanos. Las leyes laborales pueden ser complejas y es más fácil hacer negocios en algunos países que en otros. La región además tiene una gran "economía informal", donde los empleados trabajan en acuerdos que están por fuera de las regulaciones oficiales. Más allá de esto, América Latina puede ser un mercado lucrativo.


Arrancando


Cuando se trata de compradores de staffing con base en EEUU, típicamente expanden su programa de fuerza de trabajo contingente a América Latina por una de dos razones, dice Allie Ben-Shlomo, VP ejecutiva y COO de PRO Unlimited, un proveedor de VMS y MSP. Una razón: la empresa está explorando la posibilidad de establecer operaciones en la región y necesita presencia local, como por ejemplo contratar a vendedores y otros puestos de nivel profesional. La otra razón es que la empresa ya tiene operaciones en América Latina y busca traer la propuesta de valor de VMS/MSP.

Sin embargo, el costo laboral puede ser alto y las regulaciones, complejas. Los clientes de EEUU a veces tienen un shock cuando contratan talento en México y Brasil, ya que el salario puede ser comparable al de un trabajador estadounidense debido a los innumerables requerimientos reglamentarios y de pensiones que constituyen las cargas del empleador. "Hay tantas complejidades que incluyen derechos de empleo, banca, y restricciones de moneda", dice Ben-Shlomo. "En Brasil, por ejemplo, las empresas deben constituir una entidad brasilera para poder hacer negocios en el país. También puede haber discrepancias entre lo que dice la ley y lo que se hace en la práctica".

Las empresas necesitan descubrir cuáles son las oportunidades de mercado para ellas y en que desean focalizarse. Otra característica del mercado de staffing en América Latina: los proveedores de staffing suelen brindar servicios de outsourcing y de staffing. Ya sea un comprador de staffing o una empresa de staffing, las empresas que van a América Latina deben recordar que cada país es distinto, a pesar de que la mayoría de la naciones comparten al español como lengua común. Venezuela es un caso particularmente interesante. Una nueva ley requiere que los empleadores tomen como trabajadores propios a los trabajadores tercerizados, exceptuando algunas circunstancias. La fecha límite de implementación fue el 7 de mayo de 2015. Padulla dice que la ley resulta de la ideología política y no de los efectos prácticos que tiene en la productividad y el desempleo.

"Staffing bien hecho definitivamente no es outsourcing", dice Padulla. "Por supuesto, cuando se tiene este tipo de contexto, hay clientes que se asustan y emplean directamente a sus trabajadores temporales, incorporándolos a su nómina". Como resultado, la actividad en el sector de staffing de Venezuela es menor que hace tres años. Pero Padulla advierte que este país no es el mejor ejemplo.

Reformas Laborales

Muchos otros países latinoamericanos han implementado reformas laborales o las están implementando. Pero defensores del sector establecen que aquellas regulaciones que traen dificultades para los empleadores pueden incentivar a las empresas a buscar asistencia en las empresas de staffing para lidiar con las reglas. En México, se llevaron adelante reformas laborales en 2012 que aumentaron la flexibilidad en el empleo, entre otras cosas. Un cambio fundamental ha sido que los empleadores ahora pueden calcular el salario de un trabajador por hora, en lugar de por mes. Chile también está contemplando reformas laborales. Las reformas podrían dar mayor autoridad a los sindicatos, pero el impacto exacto es poco claro en este momento, dice Andrés Cardemil, CEO & fundador de la empresa chilena de staffing, HumanNet. Las reformas podrían favorecer a las empresas de staffing que pueden ayudar a los clientes a manejarse mejor entre regulaciones complejas. "Como somos los expertos, estamos preparados para brindar soporte, flexibilidad y mayor eficiencia a los procesos que no son parte del núcleo de negocio de estas empresas", dice Cardemil.

"Las regulaciones también han estado cambiando en Argentina," dice Damian Wachowicz, director de la empresa argentina Bayton Grupo Empresario, un grupo de servicios especializados de staffing, tecnología y marketing. Los trabajadores temporarios reciben la misma paga que los trabajadores estándar y son representados por los mismos sindicatos. Una nueva regla además requiere que las empresas cliente paguen el seguro de trabajo para cubrir accidentes laborales tanto entre sus empleados como entre trabajadores temporarios de agencia.

"No veo que haya afectado los números de equivalente a tiempo completo del mercado de staffing" dice Wachowicz. "Pero es un cambio importante en el sector, que demanda claridad para los clientes respecto a cómo funciona y cómo debe implementarse." Mercado Negro Una preocupación para la región es la economía informal, donde el trabajo se desarrolla sin regulaciones o impuestos gubernamentales. La Organización Internacional del Trabajo establece que la economía informal muchas veces se traduce en condiciones precarias de empleo. "Todavía hay un gran mercado negro en el país", dice Edmundo Escobar, VP de Rolling Personnel LLC con operaciones en México. "Pero cuando hablo de mercado negro, me refiero a que hay jugadores del mercado trabajando de manera informal".

En algunas situaciones, un trabajador puede recibir un salario, pero el empleado paga tarifas a un sindicato que luego le envía el dinero en efectivo al trabajador. Sin embargo, los beneficios e impuesto del gobierno se calcularán sobre el salario más bajo que no fue manejado por el sindicato. AMECH, la Asociación Mexicana de Capital Humano, creó un certificado de control de calidad al que sus miembros deben adherirse sus miembros y así los clientes puedan asegurarse de que sus proveedores operan dentro del mercado formal, dice Escobar, quien es miembro de la organización. Él y otros líderes del sector dicen que las empresas de staffing en América Latina pueden ser la vía de acceso a la economía formal para los trabajadores jóvenes. El trabajo informal también varía por país con algunas diferencias, tales como Argentina y Chile donde los niveles son más bajos.

Brecha de habilidades

La brecha de habilidades impacta en América Latina como lo hace en otros lugares. Los empleadores peruanos están entre los que informan mayores dificultades para encontrar trabajadores con las habilidades necesarias, según la Encuesta de Escasez de Talento 2015 de ManpowerGroup. El reporte halló que el 68% de los empleadores en Perú tiene dificultades en cubrir vacantes. Brasil también se encuentra entre los primeros 5, con el 61% de los empleadores teniendo dificultades para cubrir vacantes. Los empleadores que contratan servicios de staffing también quieren más. "Los clientes están pidiendo candidatos más sofisticados con habilidades no tradicionales, sino con otras competencias que hace más difícil encontrar a la gente adecuada para el trabajo", dice Mónica Flores Barragán, directora regional de América Latina para ManpowerGroup. "El gran desafío para el sector de staffing y para todas las empresas en general, es encontrar a las personas con las habilidades y competencias adecuadas que puedan adaptarse a un mundo del trabajo cambiante."

Los trabajadores demandados incluyen: técnicos especializados, gerentes, expertos en TI, ingenieros y otros cuyas posiciones demandan habilidades tales como liderazgo, resolución de problemas y adaptabilidad. "En general el segmento de TI está creciendo, los servicios y ventas están creciendo," dice Flores Barragán. "En algunas países estamos teniendo una enorme demanda en servicios farmacéuticos."

Cardemil dice que Chile también está observando una demanda de trabajadores con habilidades técnicas mientras el país ve un aumento en el desarrollo de la industria minera y la de TI.

Transición al Outsourcing

Otra característica de muchos mercados en América Latina es el outsourcing. Para dar un ejemplo, Staffing Industry Analysts estimó que el tamaño del mercado chileno de staffing y outsourcing es de US$2.8 billones, pero el mercado de staffing por su cuenta valía sólo US$300 millones.

El outsourcing es el uso de un proveedor externo para llevar adelante una función o un departamento en una empresa cliente, ya sea on-site o en la locación del proveedor. Sin embargo, el outsourcing en América Latina se define usualmente por quien supervisa a los trabajadores, dice Wachowicz. Si una empresa de staffing también supervisa a los trabajadores, eso puede ser un arreglo de outsourcing.

Por ejemplo, los servicios de outsourcing de Bayton incluyen trabajo en el sector de merchandising. Los empleados de Bayton trabajan para empresas de bienes de consumo, visitando locales de retail, como supermercados, para re-abastecer productos en góndola, reportar espacio asignado en la góndola para el producto e informar faltantes de stock. El empleo de staffing alcanzó un pico en Argentina para fines de 2007, dice Wachowicz. Ese número aún no alcanzó un nivel de pre-recesión, pero Wachowicz afirma que un gran componente en la caída del empleo temporario se debe a una mayor transición a arreglos de outsourcing. Difundiendo la palabra

De cara al futuro, Padulla dice que las empresas de staffing pueden ayudar a los jóvenes de la región a encontrar trabajo formal. El sector además trae aparejados otros beneficios.

"La percepción en América Latina es que el trabajo debe ser estable, que no debe estar en una relación triangular", dice Padulla. "Pero creo que la gran oportunidad está en modernizar la percepción, mostrando que este sector es la principal puerta de entrada al mercado formal para los jóvenes". Un desafío radica en difundir los beneficios del sector, y Padulla indica que esa es una de las razones por las que creó Staffingamericalatina, que es el socio de Staffing Industry Analysts en la región. Cardemil también dice que el sector debe continuar trabajando para fortalecer su imagen. "Debemos combatir la concepción errónea que existe sobre el empleo tercerizado como de baja calidad y promotor de la informalidad," dice. "Por el contrario, este tipo de empleo contribuye a generar mayor flexibilidad, confiabilidad y seguridad al trabajo de muchas personas que están buscando una oportunidad con un trabajo decente, de calidad y con mayor libertad para moverse." Desafíos Fiscales

El crecimiento económico ha sido un desafío para América Latina. La actualización del mes de julio de las Perspectivas Económicas Mundiales del Fondo Monetario Internacional estima que el crecimiento del producto bruto interno estará en 1.7% el año que viene en América Latina y el Caribe, lo que significa un aumento respecto al crecimiento de 0.5% de este año.

"La recesión del mercado mundial de commodities sigue siendo el mayor lastre de la actividad en Sudamérica, a pesar de que los bajos precios del petróleo y la sólida recuperación de Estados Unidos brinden un empuje a otras partes de la región", establece el informe de FMI publicado en abril. "Los bajos índices de negocio y consumo en Brasil y la intensificación de la crisis en Venezuela pesan más en una perspectiva a corto plazo."

Brasil, la economía más grande de la región, proyecta una contracción del PBI de 1.5% este año, pero volverá a crecer 0.7% el año que viene, según el reporte de julio. El PBI de Argentina se estima que se contraerá 0.3% este año, según el informe de abril, pero se prevé que crecerá 0.1% en 2016. Sin embargo el país tendrá elecciones presidenciales en octubre, y se espera que quien sea que gane ayudará a empujar al país y a su economía hacia arriba.

"Argentina se parece un poco a una montaña rusa" dice Damian Wachowicz, "Pero cuando Argentina regresa, regresa con fuerza… cuando nos recuperamos, la recuperación es fuerte."
Craig Johnson es Senior Managing Editor de Staffing Industry Review y de Staffing Industry Analysts Daily News

Fuente: Staffing Industry Analysts

Ver artículo original en inglés