Crece la apuesta por el coaching ejecutivo
 
El objetivo de esta herramienta es lograr el máximo desarrollo profesional y personal de quien es entrenado.

Cada vez es más común que profesionales que tengan la ambición de ascender y ocupar un cargo gerencial dentro de su organización o bien emprendedores que desean aumentar el potencial propio y del personal que lidera están recurriendo a una ayuda externa: contratar los servicios de un coaching ejecutivo como una herramienta de gran ayuda para lograr el éxito en lo anterior.

Así lo afirma Andrea Larach, psicóloga laboral y directora ejecutiva de Human Search, quien sostiene que dicho servicio no solo es de utilidad para los profesionales y ejecutivos de departamentos o áreas específicas de una compañía, sino que también para quienes son directivos, emprendedores, empresarios e incluso para los que tienen cargos autónomos.

"El objetivo principal del coaching ejecutivo es lograr el máximo desarrollo profesional y personal de quien es entrenado, de manera que pueda obtener una profunda transformación y cambio. La idea es que pueda gestionar, administrar o dirigir su compañía o el área de negocio bajo su responsabilidad de una manera más responsable, ética, solidaria y, por lo tanto, más rentable, productiva y competitiva", sostiene la experta.

Lo anterior implica entrenar a una persona de una forma vivencial y exploratoria, en donde ella ponga en práctica una serie de enseñanzas y técnicas que le permitirán potenciar ciertos aspectos de su vida profesional. Para ello, se le entregan tareas semanales y se consideran áreas como la relación del directivo con la empresa, la del ejecutivo con los empleados y la del gerente consigo mismo.

Fuente: El Mercurio
 
2016-03-07